MEMORIAL

EL ESCUPITAJO

INTRUDUCCION

No me digas cómo o cuando inicié este viaje, pero era necesario para sobrevivir.

La situación lo ameritaba.

Alma Luna sería el medio, así lo entendí.

¿Valdría la pena la doble ciudadanía?.

Sin respuesta en esos instantes.

El miedo cava distancias entre ella y yo.

Simplemente seguí mi instinto: me embarqué en su barcaza de impudicia y engaño.

En Bucerías, la brisa seguirá oliendo a marismas.

Difícil sustraerme.

Todo empezó un 4 de diciembre de 2004 y sigo enfrentando el mundo a mi manera.

El final debe estar cerca, así lo deseo.

En verdad no fui tan afortunado al conocerla.

Y algo más: el ser metódico me ha permitido heredarle a los míos esta especie de memorial con sentido de vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s