SOYLA

Por Everardo Monroy Caracas

c1d0fd836b95fc0abb81568373306562--abstract-acrylic-paintings-abstract-artDe entrada, gracias. No te envié textos de una feliz navidad y próspero año nuevo, porque ya me conoces y sabes que tales palabras son un pretexto para estar en familia y gastar dinero.

Sin embargo, después de escuchar tu voz con esa fuerza interior que tanto atrajo a los adinerados temporales o a quienes le apostaron a la muerte por dinero, no hay palabras sino mentiras. Es el arte de desaparecer y admirarte.

Cada vez que te escucho, me acuerdo de ti (más bien, me acuerdo  de tu cuerpo y labios) y lo sabes.

Y cada vez que te olvido, nada pasa, porque cada vagina se contrae y pierde la memoria.

Es así.

Tal vez dejaste de ser importante cuando yo perdí el tamaño de la inteligencia. Has de saber que el cerebro pesa kilo y medio, Imagínate lo que cargas en tus ochenta kilos de recuerdos y a tus sesenta y tantos años.

Siempre serás mi libertad y orgullo.

No lo olvides.

Estoy aquí, porque estas…

Mi SOYLA…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s