EL ESTRABISMO DE ELVIS

Por Everardo Monroy Caracas

EL ESCUPITAJOEl general Elvis Barcelata tenía la barriga hinchada y las piernas sambas, como un cowboy texano.

La hidropesía abdominal le impedía aletargarse recurrentemente con sotol o mezcal.

Estaba condenado a enfrentar su cotidianidad, sin evidenciar resentimiento o temor.

Un accidente de trabajo dañó uno de sus ojos, el izquierdo. Tuvo que sobrellevar el estrabismo con todas sus consecuencias, ante conocidos o desconocidos: burlas, desaires y sobrenombres.

El senador Hernán Marines recurrió a sus servicios. Estaba enterado que lo respetaban y temían el el Ministerio de la Defensa.

Durante los veinticuatro años que fungió como Director del Centro de Inteligencia Antiterrorista, se allegó de un escuadrón de leales, oficiales del ejército. Entrenados por marines en una de las bases militares de Colombia.

Cada uno, era experto en pulverizar al enemigo y jamás cuestionaba la identidad o propósito de su objetivo. Simplemente actuaba con celeridad y recibía su paga en Bicoins o Petros.

El viernes 12 de enero, el general Barcelata recibió al senador Marines en su habitación del hotel Expresso de Montreal. Después de engullir una opípara comida, a base de berenjenas y pavo ahumado, el político michoacano le regaló un reloj Vacherin Constantin de diez millones de dólares. El pretexto: ser el cumpleaños del militar.

Cuatro días antes, el general Barcelata celebró su sesenta y dos aniversario de vida.

Y ese preciso día y mes, pero de 1938, había nacido en Tupelo, Mississippi el icono del rock, Elvis Presley. De ahí que su padre, trompetista de un mariachi jalisciense, le impusiera el nombre.

—La periodista hija de puta me anda pisando los callos y estoy de acuerdo con lo dicho por (Mario) Vargas Llosa de que hay que partirles su madre a los periodistas para confirmar que en nuestro país sí existe una verdadera libertad de expresión. Tan es así, que hasta los desaparecemos por chismosos…

Elvis o El-bizco, como le apodaban al general sus adversarios, estuvo de acuerdo con el senador.

Después de despedirse  con un fuerte abrazo, quedó sellado el compromiso de ejecutar, el lunes 26 de marzo y durante el segundo día de semana santa, a la corresponsal de El Fígaro del Norte.

El hecho tendría lugar al término del desayuno y frente a su casa.

HEMEROTECA: PROCE2160

Sinclair Upton – La Jungla

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s