LA SIEGA

Por Everardo Monroy Caracas

EL ESCUPITAJOLo cotidiano deja de perder su fulgor cuando la tristeza te invade. Insistes en alejarte de los tuyos y dedicarte a construir el tramo del puente que te conducirá al cementerio. Difícil creer que aun sientas envidia o encono por alguna persona muy distinta a ti.

Es mejor andar descalzo, sintiendo la madera fría en las plantas de los pies y acostumbrar al cuerpo a resentir la ausencia de ropa.

Te has liberado de lo poco que tienes.

Diriges tus pasos a la recámara y a un lado del lecho te aguarda encendida la computadora portátil.

Pronto comprobarás que los desvalidos carecen de líderes, porque sus adversarios los han eliminado. En esta ocasión, utilizaron a jueces venales. No hubo necesidad de soltar a sus perros de caza o escuadrones de la muerte.

Por el momento, tú estás consciente de los abusos del poder político y económico y poco puedes aportar para evitarlo. Lo virtual ha pulverizado hasta tu derecho de sufragar.

El episodio se repite:

Las oligarquías fascistas sembraron de paramilitares cada rincón de Latinoamérica y las islas caribeñas y son los responsables de segarle la vida a revolucionarios y miserables. Todo aquel que no avale la verdad de sus patrones, es ejecutado y desaparecido.

Temes abrir las páginas de los periódicos virtuales  y prefieres ignorar la computadora. Regresas a la sala, donde minutos antes leías una novela policiaca de Qiu Xiaolong, Cuando el rojo es negro. El inspector chino, Chen Cao seguramente develará el misterioso asesinato de la escritora disidente, Yin Lige.

HEMEROTECA: proce2162

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s