EL PUPILO

Por Everardo Monroy Caracas

goteo portadaEl golpe de la puerta, algo averiada de una bisagra, logró alterar el sueño de Lise Dumont y molesta lanzó un alarido que alcanzó ser escuchado por el conserje, monsieur Alexandre Ouellet. El adolescente descendió los escalones a grandes saltos y antes de tocar la banqueta, presionó continuamente uno de los seis botones del interfon y continuó su carrera. En dos o tres minutos tendría que abordar el autobús escolar y dejar a sus espaldas el sucio departamento familiar.

Montreal enfrentaba los últimos embates del frio y de acuerdo a la bella conductora de TV5 que informaba sobre el estado del tiempo, durante el fin de semana se esperaban precipitaciones pluviales. Evander Piatti había decidido ya no regresar al departamento y solicitarle ayuda a su tío Artemi, soltero y empleado de una lavandería de la calle Henri Bourassa.

—Si ya no te sientes a gusto con mi hermano, búscame —le recomendó Artemi—, pero no agarres la calle…

Lise trabajaba de noche en un Tim Hortons, mientras que Claude, el padre de Evander, permanecía en el hospital psiquiátrico de Saint Michel. Su adicción a los anorexígenos lo desquició, después de manejar su tráiler durante dos días continuos.  En un restaurante de paso, cercano a Detroit, destrozó los anaqueles de un restaurante de comida rápida y el médico de guardia de la estación de policía de Sarnia, Ontario comprobó que su sangre estaba contaminada por los altos niveles de anfetaminas, cafeína, nicotina y cocacola.

Ignoraba Artemi que ese viernes 13 de abril, Evander había dejado abiertas las cuatro válvulas de los quemadores de gas, tras comprobar que su malvada madrastra ingirió las dos píldoras para dormir. El adolescente lamentó no poseer un rifle de mira telescópica, como el utilizado por Charles Bronson en la película Asesino a precio fijo, para provocar el incendio desde el edificio contiguo.

HEMEROTECA: Domar a la divina garza – Sergio Pitol

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s