COYOTES EN MONTREAL

Por Everardo Monroy Caracas

la langosta portadaWang es chino-canadiense y tiene leucemia. En septiembre celebrará su setenta y dos aniversario.  Los quiere festejar en Hong Kong, de donde son sus ancestros. Uno de sus hijos murió por el mismo mal que padece. Los dos laboraron en una fábrica de aparatos de rayos X, de capital estadounidense. Un polvo toxico les envenenó la sangre.

Wang bebe sake y tequila. Le gusta meterse al bar La Langosta, porque simpatiza con el maoísmo, como Pech.

Radica en Montreal porque su padre rompió con la nueva dirigencia del Partido Comunista Chino, que califica de revisionista y enemiga del proletariado.

En 1959 huyó y se refugió en Vancouver. Dejó a su esposa e hijo en Hong Kong.

Por el problema de salud de Wang, el gobierno canadiense —a solicitud de sus medios hermanos— le concedió una visa humanitaria para tratarse la leucemia.

Su padre volvió a casarse en Montreal.

Pech lamentó que la China de Xi Jinping terminara con el sueño de Karl Marx y Mao Tse Tung. Le fue imposible convertir al mundo proletario en un paraíso de la felicidad y el  buen vivir.

El dólar y la libra contaminaron el corazón de la gente, como los aparatos de rayos X con la sangre de Wang y su hijo Li Han.

Pech nos pidió no ahondar la vida privada de Wang.

Durante la convivencia abordamos tres temas: la presencia de coyotes salvajes en algunos parques de la isla, las próximas elecciones provinciales y la presencia de un piromaniaco serial que tiene en jaque a la policía por incinerar vehículos estacionados en la vía pública. Su última aventura ocurrió la madrugada del domingo 29, cuando quemó cuatro vehículos en la calle Villeneuve del barrio de Montréal-Nord.

Álvaro Falcón, Viviana y Pantoja aseguraron que tres niños del barrio de Ahuntsic-Cartierville fueron atacados por dos coyotes salvajes.

El hecho tuvo lugar el sábado por la noche. Los chamacos jugaban basquetbol en el parque L’Extention.

La alcaldesa Valérie Plante ordenó colocar señalamientos de advertencia en los principales parques adyacentes a los ríos Saint Lawrence y Des Prairies.

El Ministerio Des Forêts, de la Faune et des Parcs, de junio de 2017 al 22 de marzo de 2018, consignó 379 denuncias sobre la presencia de los animales depredadores en algunos parques de la isla.

Falcón envió un correo electrónico a la alcaldesa en su afan de preservar los parques como zonas de reserva animal y no humana.

En Montreal existen 132 parques y en quince habitan coyotes salvajes.

Wang dijo que a mediados de mayo miró a una pareja de coyotes en el parque de la rue Sackville. Los animales olfateaban los contenedores de basura. El avistamiento lo denunció a la policía.

—Eran como las dos de la mañana y la pareja de policías que atendió mi llamado también vieron a los animales. Estaban muy flacos y hambrientos… Huyeron cuando se dieron cuenta de la presencia de los policías…

Pantoja evocó el ataque a los niños y comparó el hecho a lo ocurrido recientemente en Coahuila,  México.

—En unos ejidos del sur de Saltillo —recordó— más de ciento cincuenta perros callejeros atacaron un rebaño de borregos y los devoraron. Lo mismo ocurre con el ganado y las granjas de cerdos…

Sin proponérnoslo, la tarde le dio entrada a la noche que devoró otro día de nuestra existencia terrenal.

Cada camarada fue dueño de sus propias cuitas y secretos.

Wang jamás hizo algún mohín de dolor. Por el contrario, alegre consumió su ración de metanol.

Todos estábamos enterados de su enfermedad y sus pocas posibilidades de llegar al verano con vida.

Ni el ex paramilitar colombiano o el ex policía mexicano sintieron conmiseración por el futuro del chino-canadiense. Menos en el mío, Ernesto Pech o Viviana. Su principal preocupación es allegarse de dinero para meterse cocaína por la nariz o crack a los pulmones.

Su vida sexual la tenían resuelta con Viviana, compañera fiel de sus adicciones y perversiones.

Como buenos depredadores latinoamericanos, habían convertido a la isla en su gran proveedora de carroña.

En poco se diferenciaban a los coyotes salvajes.

En dos meses habrá elecciones para renovar al gobierno de la provincia de Quebec, en manos de Philippe Couillard: militante del Partido Liberal.

En esta ocasión, aparte de los siete partidos tradicionales —PL, PC, ADQ, PVQ, PQ, QS y RIN—, otros diecisiete, de corte independiente, se registraron para competir en septiembre.

De acuerdo a la Dirección General de Elecciones de Quebec se requieren cien firmas de ciudadanos canadienses para registrar su planilla y competir por la primera magistratura provincial.

HEMEROTECA: Los carteles no existen – Oswaldo Zavala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s