SEXO A RAPEL

vuelaavesAnoche escalé tu cuerpo

y hallé en la piel

miel y migajas de centeno fresco.

En el ramaje sucio de tu axila

pude engullir gerberas de la India

y sentirme Atila.

Y ya sediento,

hundí mi lengua

en el cenit canela del helecho,

trecho por trecho

y me perdí…

No hay miramiento…

La fiebre mengua.

 

 

 

HEMEROTECA:obras completas – sigmund freud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s