Pétreo… (203)

goteo portadaVi brotar arena de la tierra. Olí el hedor de la carne chamuscada. Sentí en la piel su aliento de poseso. Escuché el tamborileo de sus corazones consumidos por el fuego. Probé sus cenizas, saladas y amargas. Este infierno tenía un nombre: Tlahuelilpan.

HEMERORECA: pro203

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s