EL RATÓN

Por Everardo Monroy Caracas

goteo portadaTenemos que seguir andando, no importa el destino final.

Tu eje y entorno, donde comes y duermes, te ha permitido avanzar sin traicionar a  tu clase.

Ojo:

Si alguna vez, como policía político, intentaste destruir al revolucionario, no importa. Sigues engañando a los revolucionarios y alimentas y educas a tu hijo.

De esta manera funciona el sistema del libre mercado.

El ser exiliado te permite orientar a tus descendientes en el país de la tortura y el crimen.

Es el siniestro idioma del verdugo sin piel propia.

No, camarada.

El mundo es tan vasto.

Nos permite guarnecernos bajo la podredumbre del erial.

Ejemplificas.

Moisés se dio cuenta que había cumplido 62 años de vida. El exilio lo desdibujó. Tres días después, dos policías intentaron entender el comportamiento del anciano de barba hirsuta que barría la banqueta.

En Montreal nada es difícil.

Las cámaras de vigilancia besan tu nuca. Se han apropiado de tu sombra.

—Hay un tipo viejo que trae una escoba y no para de barrer —exclamó alarmada la esposa del conserje, tan alta de estatura que es imposible mirarle sus ojos inexpresivos, de suicida.

—¿Blanco?

—No, cobrizo, parece latino y tiene una barba sucia y blanca como la de un Imán

—No salga —le advirtió la policía del 911—, puede estar loco y atacarla…

La patrulla pudo deslizarse silenciosamente por la avenida principal y detenerse a tres edificios de distancia, donde Moisés araba la banqueta del siguiente blog.

No hubo preguntas.

El viejo fue sometido a toletazos por la mujer policía. Su pareja intentaba contener la risa, sin dejar de apuntar con un revólver.

Moisés terminó en una celda, donde celebró su cumpleaños sesenta y dos. Durante la noche no paró de cantar Ella, del compositor mexicano y dipsómano, José Alfredo Jiménez.

Es lo malo de ser soplón, cobarde y asumir la personalidad de Papa Noël.

Créanlo o no, en realidad Moisés es hermano del Ratón: agente político en Chihuahua y un infiltrado en el Partido de los Trabajadores Revolucionarios.

El mayor sueño del Ratón es internarse en Canadá y abrir una taquería.

HEMEROTECA:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s