LOS OPULENTES ALBOAZULES

Por Álvaro Delgado/Apro

panPese a su imparable desplome electoral y su pérdida de influencia política, en el PAN prevalece la voracidad por los sueldos de la cúpula, los que se pagan con recursos públicos. No sólo son superiores a los 108 mil pesos al mes que recibe el presidente Andrés Manuel López Obrador, sino que en algunos casos son mayores a los 209 mil que obtenía Enrique Peña Nieto.
Aunque el actual presidente del PAN, Marko Cortés Mendoza, tiene un sueldo mensual de 171 mil pesos —63 mil más que López Obrador—, Damián Zepeda cobró 240 mil al mes cuando encabezaba al panismo, pese a entregar los peores resultados de su partido en tres décadas, con Ricardo Anaya como candidato presidencial.
Y Cecilia Romero, la presidenta de la Comisión Nacional de Elecciones —la que organizó el proceso interno que llevó a Cortés a la presidencia del PAN el año pasado—, recibió 213 mil pesos mensuales, casi el doble de lo que gana al mes López Obrador.
Opulencia albiazul
Según información oficial del PAN —obtenida vía solicitud de información con base en la ley respectiva y por consulta en su página en internet—, la onerosa nómina del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) está integrada por más de 260 personas, 40 de las cuales cobran más de 100 mil pesos al mes y otras 40 que tienen ingresos que van de 80 mil a 100 mil pesos mensuales.
Con base en la información salarial de 2018 —el PAN no ha actualizado la correspondiente a 2019—, el secretario general del CEN, Héctor Larios Córdova, percibe 161 mil pesos mensuales y los secretarios, 152 mil al mes; y aunque otros ganan menos, son sueldos superiores a los 108 mil de López Obrador.
Por ejemplo, la secretaria de Asuntos Internacionales, Mariana Gómez del Campo, cobra 131 mil pesos al mes, lo mismo que Juan Manuel Oliva, secretario de Elecciones; el secretario de Comunicación, Felipe González Castañeda, y el vocero del PAN, Fernando Herrera.
Sin embargo, hay funcionarios del CEN que tienen mayores ingresos que todos los secretarios y que el secretario general: el director general jurídico, Eduardo Aguilar Sierra, gana 169 mil pesos; el tesorero, Omar Gudiño Magaña, 161 mil —igual que Larios—, y el contralor nacional, José Luis Puente, con percepciones mensuales de 155 mil 115 pesos.
En la nómina del CEN del PAN hay casos peculiares: uno es el del presidente de la Comisión de Orden, el diputado federal Carlos Castaño Valenzuela, quien cobra casi 200 mil pesos mensuales —199 mil 943.57 pesos—, quizá porque es amigo de Anaya, cuya campaña coordinó en la primera circunscripción.
Y otro es el secretario particular de Anaya, Osiris Hernández Peña, quien percibió por ese cargo 138 mil 727 pesos mensuales hasta el fin de la campaña presidencial de 2018.
La nómina del PAN es usada también por familias, como los Adame: el padre, actual diputado federal y ex gobernador morelense Marco Antonio Adame, fue hasta el año pasado secretario de Asuntos Internacionales y ganaba 153 mil pesos al mes; y su hijo era coordinador nacional de ayuntamientos, con un salario de 144 mil pesos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s