LOS CHACHAREROS

Por Álvaro Delgado/Apro

calderon-zavalaMuy pronto Margarita Zavala y Felipe Calderón descubrieron que México Libre, el partido que construyen, no atrae multitudes: el 28 de abril ella no reunió ni la mitad de los 300 ciudadanos que como mínimo validarían la asamblea del distrito 3 de León, Guanajuato; él fue también desairado en Monterrey, Nuevo León, al convocar a la asamblea del distrito 6, el 5 de mayo, que fue otro fracaso.
Con la del hotel Presidente Intercontinental de la Ciudad de México el domingo 9 —que apenas juntó a los 300 ciudadanos y fue festejada como si fuera la conquista del registro—, el matrimonio Zavala-Calderón sólo ha logrado realizar siete de 200 asambleas distritales, equivalentes a 3.5% del total que exige la ley.
Poca convocatoria
Y con las afiliaciones sucede lo mismo: Calderón, quien se ostentó como presidente de México, y Zavala, quien fue aspirante presidencial independiente, que desistió a media campaña por falta de apoyo popular, sólo han logrado reclutar a 7 mil 788 ciudadanos, es decir 3.33% de los 233 mil 945, la membresía mínima exigida.
Este domingo 16 quedarán prácticamente seis meses —200 días exactos— para que venza el plazo de la realización de asambleas, y el partido de Calderón y su esposa debe tener en promedio una al día o siete cada semana para lograr el requisito de organizar al menos 200 y deben afiliar, diariamente, a mil 133 ciudadanos.
“¡Sí, señores, nos vamos a organizar políticamente para tener representación política de ciudadanos! México Libre presentará los 300 hombres y mujeres, los más honestos, los más capaces, para que sean los próximos diputados del Congreso de la Unión y para que pongan un freno a este gobierno”, arengó Calderón en un salón del hotel de Polanco, como en la culminación de una hazaña.
¿Cómo va el partido? ¿Cuántos afiliados tiene? —le preguntó a Calderón, ese domingo 9, la reportera Neldy San Martín.
Vamos muy bien —respondió—, no tengo el dato de afiliados (pero), estamos teniendo respuesta en todo el país y estamos terminando de armar los equipos estatales con una gran gran respuesta de la gente.
Pero los datos del Instituto Nacional Electoral (INE) indican una realidad inversa: pese a su intenso activismo y a su respaldo a toda iniciativa contra el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el proyecto de partido de Calderón es desairado por los mexicanos que gobernó de 2006 a 2012, tras una elección reputada de fraudulenta.
El rezago del partido de Calderón es mucho mayor que el de Redes Sociales Progresistas (RSP), impulsado por Elba Esther Gordillo; Encuentro Solidario, que es la reactivación del Partido Encuentro Social, que perdió el registro; y aun del Movimiento Ambientalista Social por México, que entre otros impulsa Nicolás Mollinedo, el renombrado Nico, que fue chofer de Andrés Manuel López Obrador.
Inclusive el proyecto de Calderón y Zavala está por debajo de los avances que tiene Alternativa, del expriista César Augusto Santiago; y de Gente en Movimiento, impulsado por Javier López Macías y José Antonio Calderón Cardoso, quienes ya encabezaron los partidos Humanista y Alianza Social, respectivamente.
Más aún: México Libre está más rezagado que Nosotros, el proyecto representado por Brenda Yasbeth Moreno Barrera y que tiene el impulso de Manuel Espino, a quien Calderón ordenó expulsar del PAN, al que después él mismo renunció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s