NXIVM: LOS INFIERNOS DE LA FE

Por Maurizio Guerrero/Apro

Emiliano-SalinasNUEVA YORK.- El jueves 13 los fiscales de la Corte del Distrito Este de esta ciudad presentaron documentos según los cuales Emiliano Salinas Occelli supuestamente intentó obtener, de manera ilegal, registros financieros de jueces federales, abogados y políticos en Estados Unidos.
Estas revelaciones de presuntos delitos cometidos por Salinas durante su labor como miembro de alto rango del culto Nxivm aumentan la posibilidad de que el hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari enfrente cargos criminales en ese país.
Las ilegales pesquisas a las que contribuyó Salinas tenían la intención de formar una carpeta sobre colaboradores, críticos y posibles enemigos de Nxivm y de su líder, Keith Raniere, quien enfrenta cargos en esta ciudad por tráfico humano, esclavitud y crimen organizado, entre otros delitos.
Una serie de documentos confiscados en la casa de la segunda al mando de Nxivm,­ Nancy Salzman, muestran cómo operaban los vastos tentáculos de un culto que utilizaba el sistema judicial para intimidar a sus críticos.
Las pesquisas
La cuenta de correo electrónico de Emiliano Salinas, beacon2009@gmail.com, fue confiscada mediante una orden judicial, como parte de la investigación contra Raniere.
Kristin Keeffe, exdirectora de asuntos legales de Nxivm, encabezó junto con Salinas la recolección ilegal de información financiera, según la fiscalía.
“La posición del gobierno es que estas cuentas de correo (de Salinas y Keeffe) son completamente criminales y demuestran la naturaleza de la empresa”, asentó la fiscal Moira Kim Penza el pasado 14 de mayo. Ese mismo día indicó que la fiscalía consideraba a Salinas “cómplice” en los delitos imputados a Raniere.
Salinas y Keeffe, de acuerdo con la fiscalía, administraban la información financiera que obtuvieron en 2009 de la firma de investigadores privados Canaprobe.
Estos registros correspondían a los propios abogados de Nxivm, a jueces que llevaban casos de este culto en Estados Unidos, críticos, políticos como Steve Pigeon —legislador local que colaboró con la secta— e incluso Roger Stone, aliado del presidente Donald Trump y quien ahora enfrenta juicio por hacer declaraciones falsas en torno a la supuesta colusión de Rusia en la campaña presidencial del mandatario.
Stone también
fue colaborador de Nxivm
A decir de Penza, las docenas de correos electrónicos mostrados en la Corte prueban “la forma en que esa empresa operaba, así como sus medios y métodos”.
A fin de dificultar el rastreo de la información ofrecida por Canaprobe, Salinas efectuaba una triangulación que involucraba a Keeffe, así como a Federico Valenzuela Peña, asociado a una firma de inversión en México, quien a su vez la enviaba de regreso a Estados Unidos.
Esa triangulación constituía “un esfuerzo para ocultar la fuente de la información y para crear capas respecto de su origen”, declaró el jueves 13 Mike Weniger, agente del FBI dedicado al caso Nxivm.
La investigación de críticos y aliados de Nxivm —culto financiado por Clare Bronfman, una de las herederas del emporio de licores Seagram y coacusada junto con Raniere— costó más de 400 mil dólares, indicó Weniger. El agente precisó sin embargo que la mayor parte de la información conseguida por Canaprobe resultó falsa.
Raniere mismo estaba enterado de estas transacciones, según revelan conversaciones que mantuvo con Keeffe. Salinas además envió alguna de la información obtenida por Canaprobe directamente a Raniere, lo que le causó al hijo del expresidente una llamada de atención de Keeffe.
Weniger sugirió que involucrar directamente a Raniere en la compra ilegal de esa información era contrario a los esfuerzos montados para ocultar su origen. Las operaciones ilegales conducidas por Keeffe y Salinas, sin embargo, son ahora una pieza fundamental en la evidencia contra Raniere.
Keeffe, quien pudo librarse del yugo de Nxivm, consideró “actos criminales” lo que hizo Salinas.
Como parte de una demanda ingresada en 2015 por Raniere contra una de sus exesposas, Barbara Bouchey, se difundió una conversación telefónica que ella sostuvo con Keeffe.
“Keith (Raniere), Nancy (Salzman), Emiliano (Salinas) y Clare (Bronfman) son el corazón de la fundación, el dinero y las operaciones. Ellos tres han cometido actos criminales, pero ninguno de ellos sabía lo que los otros habían hecho”, afirmó Keeffe en esa plática.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s