LA CIA ALBIAZUL

Por J. Jesús Esquivel/Apro

CIAWASHINGTON.– Durante su gestión en Los Pinos, y escudándose en acuerdos firmados con Estados Unidos en el marco de la Iniciativa Mérida, aun por encima de las restricciones constitucionales y soberanas del país, Felipe Calderón otorgó a la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) licencia para operar libremente en México.
Documentos clasificados de México que pudo consultar Proceso revelan cómo durante el sexenio del panista el gobierno de los Estados Unidos desplegó a sus espías en territorio mexicano para “participar” en la guerra contra el narcotráfico, que resultó un fracaso.
En septiembre de 2010, en un encuentro protocolar realizado en Washington, el entonces director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Guillermo Valdés Castellanos, expuso: “Durante la administración del presidente Calderón el nivel de cooperación entre el Cisen y la CIA ha sido excepcional. Por lo tanto, es necesario profundizar y expandir los proyectos de cooperación que se pusieron en marcha en 2007 y 2008”.
Intento de desmentir
Los documentos clasificados por el gobierno mexicano —entre los cuales se encuentra el que leyó aquel año Valdés Castellanos— exponen por primera vez lo que las autoridades del país y el gobierno federal estadunidense siempre han negado: la participación de agentes de la CIA en operativos realizados en México.
El 10 de septiembre de 2010, el entonces titular de la Secretaría de Gobernación, Francisco Blake Mora, suscribió con la Oficina Nacional de Inteligencia de los Estados Unidos el Acuerdo de Cooperación para el Intercambio de Información de Inteligencia (ACII). El encuentro, a puerta cerrada, se efectuó en Washington y su propósito era dar luz verde a la CIA para que sus agentes desplegados en territorio mexicano hicieran su trabajo de inteligencia.
Según el artículo 4 del ACII, “las actividades en el marco del acuerdo, serán desarrolladas desde un centro de trabajo a ser reconocido, en adelante, como el Centro Regional de Inteligencia y Operaciones (CRIO)… Para el mejor desempeño de las actividades, cada una de las partes contará con un espacio físico dentro del CRIO y será responsable de los gastos relacionados con el equipamiento y mantenimiento de dicho espacio. Otros detalles relacionados con la utilización del CRIO podrán ser acordados por las partes en un instrumento que será parte integral del presente acuerdo”.
El CRIO se ubicaba en la Ciudad de México y lo controlaban la Secretaría de Gobernación por medio del Cisen y la CIA, en representación de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI).
Según los expedientes clasificados en el sexenio de Calderón, éste autorizó la operación de las agencias de inteligencia estadounidenses en México desde el 22 de mayo de 2007, cuando se firmó una declaración conjunta México-Estados Unidos. El 25 de agosto de 2008 la reforzó con la creación del Marco Estratégico de Inteligencia México-Estados Unidos, firmado por el propio Valdés Castellanos y Michael McConnell, director de la DNI.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s