OLEAJE ROJO

cover_Fotor

12

Guerrero, siempre Guerrero.

Oleaje rojo.

Del estado de Morelos, Ciudad de México y Chihuahua retorné a Guerrero, a mis 27 años.

En 1982, durante seis meses, redacté boletines para el gobernador Alejandro Cervantes Delgado.

Y bebí cerveza.

Mi paso por el semanario Proceso fue fugaz por su ruptura de don Julio Scherer con el presidente José López Portillo. Veinte reporteros fueron despedidos y colocados en una docena de periódicos de provincia. En mi caso, en La Opinión de Torreón.

 Yo estaba recién casado.

De La Opinión, brinqué al periódico El Fronterizo, de Ciudad Juárez.

La paternidad me obligó a retornar a Morelos y redactar boletines en el gobierno de Guerrero.

En diez años todo se volvió un torbellino.

Brincaba de un trabajo a otro.

El señor Kaufmann me dio la oportunidad de trabajar en el DIF-nacional. La burocracia no era lo mío.

Posteriormente, me coloqué como reportero investigador en el diario Novedades de Chihuahua.

En 1983 retorné a Morelos.

En el DIF estatal fui contratado como boletinero.

Después, hice talacha reporteril como subdirector del periódico Opción de Morelos.

 El 30 de septiembre de ese año nació mi hija Lucina.

Por invitación de dos amigos  —Alejandro Morales y Federico Nieto—, inicié la aventura de editor.

Se trataba de una revista quincenal: demoz.

Acapulco seguía presente.

En Chihuahua logré colocarme en la planta reporteril del Diario.

Mi jale era temporal: de cuatro a seis meses por año.

Sin embargo, cubrí como reportero investigador el Verano caliente de 1986 —el fraude electoral del PRI al PAN— y los comicios de 1992 —el triunfo del PAN ante el PRI— y de 2008: la derrota del PAN ante el PRI.

El puerto fue mi última morada en territorio mexicano. Había laborado como reportero de El Sol de Acapulco y editor regional del periódico El Sol de Chilpancingo.

La solidaridad de un compañero de oficio, Aarón Vega, y el abogado, Ramiro Solorio, permitió sacar adelante mi trabajo.

Del paradisiaco lugar salí huyendo. Mi vida peligraba.

Y el 4 de diciembre de 2004, en Canadá solicité refugio político. Lo obtuve.

Oleaje rojo…

HEMEROTECA: 30juliotvnotas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s