AUGUSTO, EL SURFISTA

hablemos cabezalMéxico tiene 32 estados, gobernados por once panistas —dos en amasiato con el PRD—, doce priistas, un perredista, uno del Movimiento Ciudadano), un independiente y seis morenistas.

Los panistas gobiernan Aguascalientes (Martin Orozco Sandoval), Baja California (Francisco Arturo Vega de Lamadrid), Baja California Sur (Carlos Mendoza Davis), Chihuahua (Javier Corral Jurado), Durango (José Rosas Aispuro), Guanajuato (Diego Sinhue Rodríguez Vallejo), Nayarit (Antonio Echevarría García), Querétaro (Francisco Domínguez Servién), Quintana Roo (Carlos Joaquín González), Tamaulipas (Francisco Javier García Cabeza de Vaca) y Yucatán (Mauricio Vila Dosal).

El PRD gobierna Michoacán (Silvano Aureoles Conejo).

El Movimiento Ciudadano gobierna Jalisco (Enrique Alfaro Ramírez).

Un ex priista (llamado Independiente) gobierna Nuevo León (Enrique Alfaro Ramírez El Bronco).

Los priistas gobiernan Campeche (Carlos Aysa González), Colima (José Ignacio Peralta Sánchez), Coahuila (Miguel Riquelme), Estado de México (Alfredo del Mazo Maza), Guerrero (Héctor Astudillo Flores), Hidalgo (Omar Fayad), San Luis Potosí (Juan Manuel Carreras López), Sonora (Claudia Pavlovich Arellano), Sinaloa (Quirino Ordaz Coppel), Oaxaca  (Alejandro Murat), Tlaxcala (Marco Antonio Mena Rodríguez) y Zacatecas (Alejandro Tello Cristerna).

Los morenistas gobiernan  la Ciudad de México (Claudia Sheinbaum Pardo), Tabasco (Adán Augusto López Hernández), Puebla (Miguel Barbosa Huerta), Morelos (Cuauhtémoc Blanco), Chiapas (Rutilio Escandón Cadenas) y Veracruz (Cuitláhuac García Jiménez).

Empecemos por Tabasco, donde hace 65 años nació Andrés Manuel López Obrador.

Tabasco, desde el 1  de enero de 2019 es gobernado por el abogado Adán Augusto López Hernández. El 24 de septiembre celebró sus 53 años de vida.

En su ADN, como ocurre con la mayoría de políticos de la vieja guardia, es posible encontrar ácido desoxirribonupriista.

Su maestro en las lides del poder no fue el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Por el contrario, su formación burocrática y de activista político se la debe a un ex candidato presidencial priista y ex gobernador de Tabasco, Roberto Madrazo Pintado.

El 20 de noviembre de 1994, Madrazo Pintado le robó la elección de gobernador al candidato del PRD (López Obrador). El fraude fue escandaloso y comprobable. En el 78 por ciento de las casillas hubo irregularidades.

Un abogado, afín a Madrazo —Manuel Andrade Díaz—, invitó a López Hernández a integrarse al equipo político de su mentor.

Madrazo designó a Andrade Díaz como su Secretario de acción electoral del Comité Directivo Estatal del PRI.

El cuestionado triunfo electoral de Madrazo, permitió que Andrade Solís asumiera la dirigencia estatal del PRI.

López Hernández formó parte del entramado de poder del madracismo.

Madrazo permitió que Andrade Solís nombrara a López Hernández como Secretario general del CDE del PRI.

Y desde esa plataforma política, pasó a ser el coordinador de campaña de Andrade Solís, en su búsqueda de suceder a Madrazo en la gubernatura.

La elección en Tabasco del 15 de octubre de 2000 fue tan cochambrosa que dos meses después, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocó la constancia de mayoría de Andrade Solís.

El PAN había impugnado la elección, pero su candidato, César Raúl Ojeda tampoco fue favorecido.

Madrazo y Andrade Díaz intentaron imponer a un leal —López Hernández— como gobernador interino, mientras se convocaba a nuevas elecciones.

Después de varios jaloneos y una clara concertacesión entre las cúpulas del PRI y PAN, legisladores locales impusieron al diputado federal priista, Enrique Priego Oropeza.

Madrazo, dueño absoluto de las dirigencias partidistas de Tabasco (y del presupuesto público), alentó con el aval del PRD, PRI, PT y algunos legisladores panistas, la designación de un gobernador interino no oficial.

La dedodesignacion recayó en López Hernández.

El 5 de agosto de 2001 se realizaron nuevas elecciones para gobernador.

En esta ocasión, Andrade Díaz tuvo mayoría de votos frente a su adversario cercano, pero ahora bajo el cobijo perredista, Cesar Raúl Ojeda.  El presidente de la república, Vicente Fox, aun militante panista, asistió a su toma de posesión.

El PRI-Tabasco, sin embargo, sin el apoyo del gobierno federal dejó de ser un garante político para futuras contiendas electorales. Cientos de dirigentes municipales y de la capital, Villahermosa, saltaron a las filas emergentes del PRD, liderado por López Obrador.

López Hernández, por consenso de sus patrocinadores, aprovechó el momento para treparse al movimiento obrerodista. No le importó alejarse de la Notaria Publica número 27, de la que era su titular, y renunciar como subsecretario de Gobierno y Asuntos Jurídicos de la administración andradista.

Se puso bajo las órdenes de López Obrador. Lo nombró, en el 2012, coordinador de su campaña presidencial en la tercera circunscripción del país.

López Hernández, aprovechando el viaje, se inscribió como candidato del PRD a una diputación local.

A López Obrador le robaron la elección, pero López Hernández, trepado en la ola del obradorismo, surfeó sin despeinarse y llegó como legislador a la LIX legislatura de Tabasco.

Desde entonces se volvió un hábil surfista de la ola obradorista. En esa tabla segura obtuvo una diputación federal y un asiento en el senado de la república.

No necesitó echar discursos en tribuna o presentar iniciativas de ley. Simplemente fue consecuente con su peculiar manera de hacer política partidista.

Si López Obrador renunciaba al PRD, López Hernández lo secundaria.

Callar y merecer.

López Obrador sustituyó a sus mentores Roberto Madrazo y Andrade Díaz.

El 1 de enero de 2019, como morenista, obtuvo la cereza del pastel: la gubernatura de Tabasco.

La ola obradorista del 1 de julio de 2018 volvió a favorecerlo.

Y en su gabinete se allegó de madracistas y priistas de la vieja guardia (https://www.proceso.com.mx/565762/gabinete-de-nuevo-gobernador-de-tabasco-incluye-a-ligados-con-corrupcion-y-al-hermano-de-amlo).

Sus adversarios aseguran, entre ellos el senador del PRD, Juan Manuel Fócil, que Andrade Díaz funge como asesor del gobernador tabasqueño.

Roberto y Adán

adan madrazo

HEMEROTECA: REVISTA PROsep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s