LA DERROTA

portsoynorma210

Por tercera ocasión, Salvador Allende buscó la presidencia de la república. Fue derrotado por los conservadores, la ultraderecha fascista y el gobierno estadounidense.

El 4 de septiembre de 1964, el electorado chileno se polarizó. Desde ese instante, el país dejaría de ser el mismo.

Ricos y pobres, conscientes de su poder de convocatoria, asumirían su nuevo rol político en las futuras contiendas electorales.

La democracia cristiana, encabezada por el abogado y periodista Eduardo Nicanor Frei Montalva, se allegó de la presidencia. Lo hizo bajo dos compromisos para intentar allegarse de la simpatía y apoyo de los chilenos más pobres y evitar futuras revueltas callejeras, dirigidas por las centrales obreras y los marxistas del FRAP: una radical reforma agraria y la nacionalización o chilenizacion de la industria del cobre.

Sus compromisos de campaña fueron avalados por el Vaticano y el gobierno estadounidense.

De esa manera, Frei Montalva intentó evitar que los socialistas y comunistas —representados por Allende—, tomaran el Palacio de la Moneda y desde ahí, confrontaran con las políticas pro imperialistas del coloso del norte y sus aliados de Europa.

Los Avilés-González acudieron a las urnas, como lo hicieron dos millones quinientos mil chilenos, y apoyaron al  médico cirujano marxista.

Incluso, Manuel Ernesto participó en Villa Alemana con las brigadas de difusión y propaganda del FRAP.

La euforia política se dejaba sentir en todos los rincones de la comuna.

Por el contrario, Norma Luisa continuó en su papel de trabajadora doméstica para no desatender a sus seis hijos.

Consuelo frisaba los catorce años. En esa etapa de la adolescencia requería de una mayor supervisión de sus padres.

Durante la noche del domingo 6 de septiembre, Radio Agricultura empezó a emitir los resultados oficiales de la elección presidencial.

Manuel Ernesto y Norma Luisa cenaban, después de enviar a sus críos a la cama y descolgar la ropa limpia de los tendederos.

Un locutor, de voz engolada, explicó:

Se les informa que el licenciado Eduardo Frei Montalva, candidato del Partido Demócrata Cristiano obtuvo el triunfo electoral con un millón cuatrocientos nueve mil doce votos, o sea el 56. 09 por ciento de los sufragios emitidos. El 3 de noviembre se juramentará como el nuevo presidente de la república de Chile. Como se podrá comprobar, nuestra democracia ha derrotado al comunismo internacional…

Allende, del Partido Socialista y el Frente de Acción Popular, recibió 977 mil 902 votos —el 38.92 por ciento— y Julio Duran Neumann, del Partido Radical, 125 mil 233, el 4. 98 por ciento.

Cuarenta años después, al ser desclasificados, en Estados Unidos, documentos relacionados al proceso electoral de septiembre de 1964, se comprobó que la Agencia Central de Inteligencia, repartió seis millones de dólares para impedir que, en esa ocasión, Allende arribara al Palacio de la Moneda.

—Esto nadie lo detiene, los socialistas tarde o temprano vamos a gobernar Chile —sentenció Manuel Ernesto tras apagar la radio y abandonar la mesa con una botella de pisco.

Norma Luisa experimentó el mismo sentimiento de frustración. Por su carácter reservado, prudente, prefirió irse a la cama y recostarse al lado de su hijo Alex Zagalo, de un año seis meses, muy apegado a ella.

Mientras le ganaba el sueño, la mujer pensó en tomarle la palabra a doña María y buscar un nuevo trabajo para mejorar sus ingresos económicos.

Su familia necesitaba más  plata.

Los Piñeiro no eran malas personas, pero cada día le asignaban más responsabilidades domésticas y eso la agotaba.

Ejemplo: cada viernes la obligaban a lavar las prendas de la cama matrimonial y las cortinas. Terminaba la jornada, doblegada por los dolores de espalda y los antebrazos.

De igual manera, doña Carolina la mandaba hacer las compras al mercado central de Valparaíso.

En algunas ocasiones descuidaba a sus hijos.

Manuel Ernesto nada hacía para cambiar ese estado de cosas.

Pucha, ¿qué puedo hacer yo vos, mujer? —se defendía su marido—. Yo busco la plata, pero el trabajo escasea… Y la única manera de encontrarlo, es salirme de Villa Alemana… Y entonces ¿quién atiende a nuestros cabros?

—Son tus borracheras y el pasar vos mucho tiempo con tus amigos y esas guarras…  Soy yo y Consuelo quienes cuidamos a los cabros… ¿de qué vos hablas? Vos sos un zángano

La situación emocional y económica de los Avilés–Gonzáles nuevamente se complicó al embarazarse, por octava ocasión, Norma Luisa.

La tercera semana de marzo de 1967 lo supo, tras perder el conocimiento y acudir a la clínica de salud.

La doctora que la atendió, la felicitó por su nuevo estado de gravidez.

—Si no hay complicaciones, en octubre o noviembre nace su bebé, señora Avilés…

 Manuel Ernesto vio con optimismo la presencia de un hijo más en la familia.

Su madre, de inmediato fue informada del embarazo.

Doña Carmen, a principios de abril, visitó a su nuera y recordó su ofrecimiento de llevarse, a Valparaíso, a Víctor Hugo, entonces de once años.

—Yo puedo pagarle el liceo, después de que termine la primaria  —reiteró doña Carmen ante la presencia de su hijo—, y hasta tengo interés de ayudarlo a titularse como un gran profesionista. Acuérdate vos que si mi nieto hace una carrera académica, después será capaz de ayudar a sus hermanos para que también obtengan un diploma de universitarios…

—Esperemos entonces a que mi Víctor Hugo termine la educación básica y luego volvemos a tocar el tema, suegra… ¿No lo cree vos?

—Como vos lo desees, hija…

Manuel Ernesto se abstuvo de opinar para evitar roces con su esposa.

Por su mente cruzó la idea de atender el parto, sin la ayuda de doña María o en una clínica maternal. Lo haría con sus propias manos, en su humilde vivienda de adobe.

Y durante la noche se lo propondría a Norma Luisa.

HEMEROTECA: Baradit Jorge – La Dictadura – Historia Secreta De Chile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s