Categorías
Cine del pueblo

EL MADRINA

cineDespués de ver la película en la sala de cine de la residencia oficial de Los Pinos,  Margarita López Portillo ordenó:

—Hay que hacerle unos cortes, porque denigran a nuestra policía… y al poder judicial…

Nadie respingó. Menos el productor José Antonio Chávez.

Llámenme Mike abordaba precisamente temas del narcotráfico y corrupción policiaca.

La hermana del presidente de la república, presidía la Comisión Nacional de Radio, Televisión y Cinematografía.

1979 era un año de censura y despegue de un cine despolitizado.

Durante el sexenio del presidente Luis Echeverría Álvarez, una camada de escritores y directores de cine, muy politizados, abordaron temas polémicos, de interés social.

La burocracia no salía bien parada.

Por ejemplo, en la cinta Canoa, Felipe Cazals denunció el fanatismo religioso, manipulado por un sacerdote de ultraderecha, y veladamente hizo alusión a la masacre estudiantil del 2 de octubre de 1968.

Además, la llamada apertura democrática del echeverrismo visibilizó la miseria, corrupción, diversidad sexual y racismo.

Las películas fueron exhibidas en las principales salas de cine del país.

No pocos mexicanos vieron cintas como No oyes ladrar los perros, Las Cenizas del Diputado, Lugar sin límites, El cambio, La casta divina, Bajo metralla, Meridiano 100, Actas de Marusia, Zapata, El Cuartelazo, Los hijos de Sánchez, Los Marcados, El cumpleaños del perro, El Apando, Las Poquianchis…

El director de Llámenme Mike, Alfredo Gurrola, fue notificado sobre la recomendación emitida por Margarita López Portillo.

Su respuesta fue inamovible:

—No, no voy a reeditarla…

—Así no podemos exhibirla, Alfredo. Es la hermana del presidente… —le recordó el vocero de Conacite II, S.A. de C.V.

—Es su decisión, no la mía…

—Tendremos que detener su exhibición, hasta que termine el mandato del licenciado López Portillo…

—Es mejor así que destazarla… —se resignó Gurrola.

La historia del filme no era un asunto menor. Raspaba, y hondo, al aparato judicial.

La idea fue concebida por un par de argumentistas cinematográficos, contaminados por el cine experimental europeo: Jorge Patiño y Reyes Bercini.

Le presentaron el proyecto a Gurrola, entonces director de algunos documentales filmados con cámaras de ocho y superocho. Y éste, a su vez, lo propuso ante Conacite II.

Gustó:

Según la sinopsis, trataba sobre un aspirante a policía judicial que termina siendo Madrina (un paramilitar, en tiempos actuales).

Miguel, era su nombre, leía novelas policiacas. Sus compañeros, para cubrirse, lo obligan a responsabilizarse de un delito de narcóticos y lo encarcelan.

En un sanitario, mientras defecaba, es apaleado por varios internos.

Leía una novela de Mickey Spillane. El personaje principal era el detective privado Mike Hammer.

Los golpes le provocan demencia.

Y Miguel asume la personalidad del detective, descrito por Spillane como anticomunista, patriota, asesino e incorruptible.

El productor, José Antonio Chávez le confirma a Gurrola que la Secretaria de Gobernación había dado luz verde para realizar la película.

Por su parte, Bercini y Patiño le revelan a Gurrola que el papel de Madrina recaería en su amigo, el actor Alejandro Parodi.

—La verdad —se sinceró Bercini—, desde un principio pensamos en Parodi…

—No hay objeción —acotó Gurrola.

En  el departamento del actor Honorato Magalón —sito en la colonia Roma—, Bercini y Patiño escribieron el guion.

Parodi y Gurrola aportaron algunas ocurrencias.

En menos de dos meses, Gurrola tuvo en sus manos el argumento final.

Pero al proponer a los actores y actrices para la película, el productor le informó:

—Queremos que el personaje principal femenino sea Sasha Montenegro —pidió Chávez.

—¿Por qué? —cuestionó Gurrola.

—Necesitamos a una actriz que jale pueblo…

En una de las discusiones posteriores, algunos actores cuestionaron el nombramiento de la actriz de origen italiano.

Corría el rumor entre el staff que la Secretaria de Gobernación impuso a Sasha, por su muy cercana amistad con el presidente López Portillo.

El político y la actriz se conocieron durante la inauguración del Teatro San Rafael, en la Ciudad de México.

Sasha lo abordó el 15 de mayo de 1977, al término de la obra musical Mi bella dama.

Suponían que, por lo mismo, la actriz fue impuesta desde Los Pinos en el reparto de la película.

Gurrola respaldó la tesis de Chávez.

—Antes de Llámenme Mike —dijo—, Sasha Montenegro trae en su haber veinticinco películas y algunas muy taquilleras… No seamos injustos…

—Por los desnudos —cuestionó Patiño.

—Jala público… —insistió Gurrola— y es lo que interesa… Además, en nuestra película no habrá desnudos de Sasha… Será Parodi el que los haga…

Las actrices y actores del reparto de Llámenme Mike no eran novatos. La mayoría había participado en películas reconocidas por su calidad dentro y fuera del país.

Sus nombres fueron palomeados sin chistar: Víctor Alcocer, Humberto Elizondo, Carlos Cardán, Juan José Gurrola (hermano del director), Armando Soto la Marina El Chicote, Delia Magaña, Fulvio Sotomayor, Genaro Zárate, Humberto Johnson y Mario Hernández.

Patiño quiso participar en el filme.

Protagonizaría a un fanático religioso, internado en un hospital psiquiátrico, junto al Madrina.

Sin contratiempos, la película se filmó en los estudios Churubusco.

Margarita López Portillo, consciente de la relación extraconyugal de su hermano —aun casado y con tres hijos— metió su pesada mano para sabotear la película.

Gurrola, Parodi, Bercini y Patiño tuvieron que ceder. De aceptar las condiciones de la funcionaria, la película seria tasajeada y perdería su coherencia argumental.

Llámenme Mike quedó enlatada durante tres años.

En 1982, bajo el gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado, la película fue estrenada en el cine Regis de la Ciudad de México.

 Muy ad hoc para la campaña mediática anticorrupción del régimen delamadrista.

Su cacareada consigna  proponía una renovación moral de la sociedad.

VIDEOTECA:

Por Everardo Monroy

Periodista y escritor, originario de Huayacocotla, Veracruz, México. Es fundador del periódico Uno mas uno y laboró como reportero en los diarios El Diario de Chihuahua y Ciudad Juárez, El Universal, Diario de Nogales, El Sol de Acapulco, El Sol de Chilpancingo, El Diario de Morelos, La Opinión de Torreón, La República en Chiapas y de las revistas Proceso y Día Siete. Es autor de los libros Ansia de Poder, Nostalgia del Poder, El Difícil Camino del Poder, Tepoztlán: Cuadrónomo Extraterrestre, La Ira del Tepozteco, El Quinto Día del Séptimo mes, Complot Chihuahua: Matar al Gobernador, y Fusilados. Actualmente radica en Toronto, Canadá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s