Categorías
vida por vida

CHANDRA

Salvador Dali La aparición de la cara de Afrodita de Cnidus en el contexto del paisaje2

Emile Bigot fue generoso al contratar los servicios de Chandra, nuestra Carita de luna.

¿Nuevamente? ¿Necesitas repetir la toma?

No. Okay, ma chérie.

Como decía, Emile no dudó en contratarla.

 Chandra es muy dulce, muy paciente y honesta.

Y fue precisamente su honestidad la que allanó el camino para conseguir la plaza.

Todo padre ve a sus hijos hermosos e inteligentes.

Chandra no es la excepción. Es bajita de estatura, como una muñequita de ébano, y de cara oval y cabello largo y oscuro. Su mirada irradia paz, como si tuviera en el interior un puñado de luciérnagas.

Es de naricita respingona, con una pequeña hendidura en la punta. Su tamaño resalta el grosor de los labios, siempre carmesíes, y el contorno del mentón.

Aclaro: antes del incidente, nuestra hija nunca dio visos de debilidad o tristeza.

Por el contrario, era hiperactiva y de risa fácil.

Como ocurre con la mayoría de los hijos e hijas de migrantes, Chandra aprendió a hablar en francés, inglés y las lenguas de sus padres. En este caso, el español e hindi.

Alentamos su pasión por los idiomas para obtener mejores herramientas de sobrevivencia.

Emile quedó deslumbrado al confiarle que uno de sus invitados a su mesa, de origen indiano, hizo un comentario inapropiado.

—Debe ser cuidadoso, Monsieur… —le recomendó y alertó, después de abandonar el restaurante los tres elegantes clientes que lo acompañaron en  el privado—. El hombre que estaba a su derecha, al ir al sanitario, dijo por teléfono, en hindi, que su oferta era una porquería y que retrasaran la paga para doblegarlo.

En meses posteriores, nuestra hija se enteraría que Emile negociaba precursores químicos, importados ilegalmente de Rusia e India. Eran fenil y propanona.

Emile utilizaba la ruta del mar siberiano para traficar los productos que almacenaba en varias bodegas de una población rusa, llamada Lavrentiya. Los nativos de ese helado lugar, los chukchi, son los responsables de cargar y descargar las avionetas que posteriormente vuelan a Juneau y Kelowna.

   Emile trabajaba solo, sin ostentaciones que llamaran la atención. Tampoco era un Don o un dealer de baja estofa. Simplemente, como empresario visionario, aprovechaba las debilidades de los sistemas políticos y financieros de Canada, Estados Unidos y Rusia para traficar con los precursores químicos.

En este caso, contaba con un importante aliado en el Servicio Canadiense de Inteligencia de Seguridad que ubicó a los pakistaníes e indianos. Y después de un fructífero interrogatorio fueron deportados.

  Chandra dejó su plaza de camarera y fue contratada como empleada de confianza de una de las empresas de Emile.

En Montreal.

Su trabajo consistía en atender a los extranjeros que visitaban las oficinas centrales de la compañía Bigot. Iba a recogerlos  al aeropuerto y en limosina los trasladaba al hotel donde se hospedarían.

 En otras ocasiones, Emile requería de sus servicios como interprete.

  Cada palabra que vierto para ustedes, como podrán darse cuenta en las imágenes, tiene mucho de verdad.

Chandra heredó el gusto de la fotografía, como su madre, y el material de archivo que les presentamos es de su autoría.

No queremos dejar un mal sabor al concluir el documental.

En las pocas ocasiones que coincidíamos en la mesa, nuestra hija nos hablaba de las bondades de la empresa. Se sentía valorada.

Madrugaba y regresaba a la medianoche al departamento.

En contadas ocasiones se ausentaba los fines de semana. Emile y su asistente general, monsieur Fernand Benzoni, la llevaban por aire a los lugares donde tendría lugar algún encuentro de trabajo.

Por ejemplo, a Vancouver, Kelowna, Nuevo Brunswick o la Isla del Príncipe Eduardo.

Nunca le escuchamos una queja. Normalmente sus comentarios estaban cargados de optimismo.

En el primer año, le declaró a Revenue Quebec ingresos por sesenta mil dólares. Por lo mismo, durante sus tres semanas de vacaciones viajó a Nueva Delhi para conocer a sus tíos y primos.

De boca de ellos se enteró que sus abuelos huyeron de la India, porque mi madre se negó a casarse con un comerciante adinerado. Había pagado la dote exigida por la familia.

Mi madre prefirió amar a mi padre, un humilde vendedor de mariscos del mercado de Chandni Chowk.

 Arya ha aportado parte del material videograbado de nuestra hija durante diferentes etapas de su infancia y adolescencia.

Tiempos luminosos, donde ningún nubarrón ensombrecía el bienestar de nuestro hogar.

Ustedes pueden confirmar por sus correrías, gracias y travesuras que nunca limitamos la felicidad de Chandra.

Cada cumpleaños era un gran día, como lo es hasta ahora.

 El 12 de agosto celebraremos sus 36 años de estar en el mismo techo de la familia.

Los vecinos jamás les negaban a sus hijos su derecho a disfrutar un trozo de pastel en nuestra mesa.

Por ser día soleado, preparábamos un barbiquiu en el pateo trasero e instalábamos un brincolín y otros juegos mecánicos.

Bien, es tiempo de regresar al sótano.

Arya no pierde detalle de mis palabras y movimientos.

Es lo último que tendrán ante sus ojos.

Y estoy convencido que de esta manera ustedes serán menos severos en sus juicios.

HEMEROTECA: Philips Bilal – Entendiendo Al Islam Y Los Musulmanes

Por Everardo Monroy

Periodista y escritor, originario de Huayacocotla, Veracruz, México. Es fundador del periódico Uno mas uno y laboró como reportero en los diarios El Diario de Chihuahua y Ciudad Juárez, El Universal, Diario de Nogales, El Sol de Acapulco, El Sol de Chilpancingo, El Diario de Morelos, La Opinión de Torreón, La República en Chiapas y de las revistas Proceso y Día Siete. Es autor de los libros Ansia de Poder, Nostalgia del Poder, El Difícil Camino del Poder, Tepoztlán: Cuadrónomo Extraterrestre, La Ira del Tepozteco, El Quinto Día del Séptimo mes, Complot Chihuahua: Matar al Gobernador, y Fusilados. Actualmente radica en Toronto, Canadá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s