CINCO MINUTOS, CINCO Y NO MÁS…

cineEn mayo de 1983 conviví un par de horas con la actriz Katy Jurado.

Yo, en mi papel de periodista. Ella, como Comisionada de la Promoción Cinematográfica del estado de Morelos.

Hablamos de su paso por el cine y la soledad.

Y hoy, viernes —a ocho mil kilómetros de nuestro primer y único encuentro— tuve el privilegio de recordarla, tan vital y melancólica como en Cuernavaca.

Nuestro reencuentro en Montreal fue fortuito.

Ismael Posadas, el mesero del bar Les moments joyeux, resultó ser tepozteco e intérprete de las rolas de Luis Eduardo Aute.

Y precisamente, en el instante que Guty, Lisandra y yo ocupábamos una mesa cercana a la pista de baile, Ismael, guitarra en mano, interpretó una de las composiciones del filipino-español: Cinco minutos.

Katy Jurado y Luis Eduardo AuteKaty Jurado inspiró a Aute, después de una velada en Tepoztlán. En 1981 había muerto en un accidente automovilístico su hijo Victor Hugo y aun guardaba luto.

Desde esa perdida, la actriz vestía de negro con un crucifijo al cuello.

Aute intentó persuadirla para que descansara esa noche en Tepoztlán. No era el principal anfitrión de la casa, pero los dueños e invitados, de ascendencia española, admiraban su trabajo frente a las cámaras de cine.

Luis Buñuel, coterráneo del compositor, la contrató para protagonizar uno de sus filmes en México: El Bruto.

En mi encuentro con la actriz, entonces de 59 años, se sinceró al revelarme que nunca tuvo empatía con Buñuel.

En realidad, Katy Jurado adversaba el ateísmo del director, su rechazo al clero católico.

—Nunca entendí la película, le seré sincera —me dijo en su casona de Cuernavaca.

—Es una película de denuncia social, disfrazada de melodrama —señalé.

—La política no es mi fuerte, menos tratándose de Buñuel.

—¿Y cuál es el criterio de Buñuel en torno a esa historia de injusticias y engaños?

—Dígamelo usted —reviró la actriz entrecerrando sus enormes ojos de circe.

El jardín donde nos encontrábamos estaba rodeado de una tapia cubierta de buganvilias.

Katy Jurado, impoluta de pies a cabeza, despedía una fragancia de almizcle, muy penetrante.

—Buñuel y Luis Alcoriza tocan el tema de los desahucios, la corrupción inmobiliaria, el abuso de un arrendatario a los inquilinos de una vecindad…

La actriz me interrumpió:

—Yo solo me di cuenta que la esposa engañaba a su marido, ya viejo, con un pobretón musculoso, precisamente El Bruto.

El Bruto era un lumpen —precisé— creado por el viejo arrendatario, que le servía de esquirol…

—Buñuel simpatizaba con los socialistas y tengo entendido que está muy enfermo… —y me cuestionó—: ¿Usted simpatiza con los socialistas?

—Creo en la solidaridad humana, señora Jurado…

—Siga la senda de Cristo, periodista…

Buñuel murió en el mes de julio de 1983 y Katy Jurado, en julio de 2002. Ella el 5, en viernes y a los 78 años y él, el 29, en viernes tambien y con 83 años a cuestas.

Su trabajadora doméstica nunca permitió que mi vaso careciera de vino blanco. Katy Jurado, durante la entrevista, únicamente bebió jugo de naranja.

La actriz, de origen jalisciense, era afín a la cerveza y al tequila, según me confió uno de los asistentes en la velada tepozteca.

Aute, en su canción Cinco minutos, deja entrever que durante la noche tomaron tequila y hubo lágrimas.

En las fotografías que registraron la bohemia, se observa a una Katy Jurado aun devastada por la muerte de su hijo de 31 años.

—Nosotros solo venimos a pagar con lágrimas alguna manda, ¿no cree usted? —preguntó la actriz de labios carnosos muy rojos.

—Usted, en mi caso, me ha alegrado la vida, señora Jurado…

—¿Acláreme el por qué, periodista?

—He visto la mayoría de películas en las que usted protagonizó, son muy dignas…

—¿De Femme fatale? ¿De malvada y mancornadora?

—De madre y guerrera digna… —puntualicé y lo dije con verdad—. En Hollywood defendió con dignidad a la mujer latina…

—Y pagué las consecuencias… —dijo con evidente melancolía—. Míreme aquí, sola y obesa, abrumada por la tristeza…

Quise entender que se refería a sus dos fracasos matrimoniales. Su primer marido, Víctor Velázquez, le doblaba la edad y fue el padre de sus dos hijos, hombre y mujer. Golpes y humillaciones provocaron la ruptura.

Victor Velázquez dejó en manos de la actriz toda la responsabilidad de alimentar y educar a sus hijos.

En su segundo matrimonio sufrió vejaciones y violencia física. El actor estadounidense  Ernest Borgnine llegó al extremo de fracturarle un brazo y casi ahorcarla con sus propias manos. Todo por celos y alcohol.

El terror que le guardaba a Borgnine provocó que durante cuatro años —1961 a 1965— dejara de hacer cine en Hollywood.

En Off record me allegué de algunas anécdotas escalofriantes del comportamiento de Borgnine con ella.

En Génova, Italia sufrió una golpiza de parte de su marido en vía pública y ante periodistas y peatones.

En 1961, Katy Jurado asistió a una ceremonia de entrega de premios por parte del Sindicato Nacional Italiano de Periodistas de Cine  por la película Barrabas, filmada en Roma y Roccastrada.

La actriz, después de un largo suspiro, exclamó:

—Son cosas dolorosas que uno debe olvidar, superar, pero dejan su marca… Imposible borrarlas…

Aun cala su expresión de desaliento.

Inexplicable situación vivida por una mujer nominada en Hollywood a un Oscar por su papel de india y esposa de un rico ganadero en la película Flecha rota. Ocurrió en 1954.   Y una mujer que actuó en 39 películas mexicanas y 26 en el extranjero, 23 de estas en Estados Unidos.

En la pista —y metido de lleno en la melodía de Aute—, sin proponérselo, Ismael me ha permitido recuperar aquel encuentro con Katy Jurado o María Cristina Jurado García, en mi papel de reportero.

Y nos dijiste: Permítanme,

voy a quedarme cinco minutos,

cinco minutos, los que me quedan,

y olvido el luto,

cinco minutos,

cinco y no más…

VIDEOTECA:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s