LA AUSENCIA DE FRANÇOIS

Por Everardo Monroy Caracas

François Legault estuvo ausente. Lo mismo, su ministra de salud y servicios sociales, Danielle McCann y el director de la Salud Publica, Horacio Arruda.

No hubo rueda de prensa.

Un frio comunicado oficial, redactado en un ordenador, circuló por las redacciones de los periódicos y televisoras.

El sábado 18 de abril, los quebequés se enteraron por el televisor y las redes sociales que en su provincia, por el virus Covid 17, hubo 117 nuevos decesos. Y por lo tanto, la cifra, en menos de dos meses, creció a 805.

Lo mismo ocurrió con el número de infectados. Pasó de 16 mil 789 a 17 mil 521.

Mil 130 están hospitalizados y 258 en cuidados intensivos.

Las funerarias se encuentran desbordadas.

La cifra oficial tal vez no sea tan certera. Confunde.

Según datos del Instituto de Estadísticas de Quebec, normalmente un promedio de 68 mil 500 quebequés fallecen cada año. Significa que al mes, por distintas causas, un poco más de cinco mil 700 dejan de existir.

El asunto se complica.

En Quebec solo existen 260 funerarias, la mayoría de cinco o menos de cien empleados.

Por lo mismo, en estos tiempos de pandemia, el gobierno provincial ha autorizado la instalación de contenedores refrigerados cerca de los hospitales donde son atendidos los enfermos de Covid 19.

La notaria del complejo funerario Yves Légaré, Christiane Ratelle, anonadada, declaró ante Le Journal de Montreal:

—On est inondés. Je n’ai jamais vu autant de décès. Ç’a pratiquement triplé… (Estamos inundados. Jamás vi tantos decesos. Esto prácticamente se triplicó)

El primer ministro, Legault hace una semana anunció que el 18 de abril, Quebec alcanzaría el pico de la curva de infectados. De ser así, a partir del domingo 19, el número de enfermos y muertos empezaría a descender.

Es la primera vez que Legault y los responsables de la salud pública se ausentan en la sala de prensa.

No dieron la cara.

Los quebequés saben que la burocracia poco puede hacer para combatir la epidemia. Solo los médicos, las enfermeras y los paramédicos pueden salvar vidas.

Y otro ejército de obreros y empresarios hacen su parte para alimentar a sus connacionales.

Lo mismo, debemos estar agradecidos del trabajo de los policías, militares, bomberos, trabajador@s sociales y emplead@s de Hydro Quebec y empresas de Internet.

Sin ellos, la difícil realidad de cada familia provocaría desorden, violencia y suicidios en masa.

Soy uno más de esta masa enjaulada que lucha en soledad para morir con dignidad. No bajo el yugo de un parasito de origen desconocido.

El Instituto de Estadísticas de Quebec estima que en 2020 nacerán entre 83 mil a 84 mil niñas y niños.

Por lo pronto, desde enero de 2020 cerca de 26 mil recién nacidos ya se encuentran dentro de sus cuneros, escuchando gritos, risas o llantos de sus seres queridos.

Crématorium Légaré Longeuil

Cuatro contenedores refrigerados para victimas del Covid 19 fueron instalados en Longueuil (Montreal) por la funeraria Yves Légaré. (Foto tomada de Le Journal de Montreal).

VIDEOTECA:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s