Categorías
Vejestorias de la pandemia

MA CARI

vejestorias¿Quién es esa que surge como la aurora,

bella como la luna,

resplandeciente como el sol,

imponente como escuadrones con sus insignias?

El Cantar de los cantares

Martes 2 de Junio.

Tercer día de duelo.

Belle en el diván con el televisor encendido. Jeremías en la habitación. Medio cuerpo en el respaldo del lecho. El otro, en el colchón. Lee el Corán.

En el cuarto contiguo, sobre la cama un vestido negro de talla ancha.

Un veliz crema, al lado del guardarropa.

Hay desorden.

Las cortinas están corridas.

En los muros cuelgan fotografías de color y sepia. En todas aparece la misma mujer, de cara oval y cabello largo y rubio. En algunas acompañada de Belle, Jeremías y su esposo, Abraham.

—Cincuenta y dos decesos… —confirma Belle, rolliza y carilarga.

Viste una bata de dormir de lana con rosas estampadas.

—Gracias… —responde Jeremías sin entusiasmo.

De complexión obsesa y rostro aniñado, lampiño.

—Y solo reportan doscientos treinta nueve infectados…

—Se agradece…

—Llegamos a los cuatro mil setecientos trece fallecimientos y cincuenta y un mil quinientos noventa y tres enfermos de Covid, hermano…

—Okey…

—Si Ma Cari estuviese… Pero…

—Ya no veas las noticias… —sugirió Jeremías, incomodo por perder el hilo de la lectura.

—Hay menos hospitalizados, hermano —abundó la joven—. Mil ciento setenta y cinco, diez menos que ayer… Lo mismo que los enfermos que se encuentran en cuidados intensivos. Son ciento sesenta y uno y ayer eran ciento sesenta y tres…

—Okey, hermana…

La psicóloga le había recomendado contener su enojo y tener paciencia. Belle siempre estuvo muy ligada a Caridad, su madre.

Por el contrario, Jeremías mantuvo su distancia al tener bajo su responsabilidad el cuidado de la familia. Abraham los abandonó cuando eran adolescentes.

—¡No    disfracéis   la    Verdad    de falsedad,    ni    ocultéis    la    Verdad conociéndola!  —leyó en voz baja.

La aleya lo acercó a un pasaje superado, pero doloroso. El haber vendido la cabaña de su abuela sin el consentimiento de su madre.

Por su culpa, la familia Cavalier fue borrada de Saint- Adolphe-d’Howard al perder el asiento de su árbol genealógico. Solo obtuvo el perdón de Ma Cari.

¿Por qué no dijo la verdad?

Era un mocoso inmaduro cuando recibió el encargo de su abuela materna de registrar la propiedad a su nombre y pagar los impuestos. La tatarabuela Julliette Cavalier murió intestada.

Abraham Benzoni, separado de Ma Cari, intervino y le sugirió que vendiera la cabaña. Él elaboraría el plano catastral y su nuevo cuñado, como abogado y notario público legalizaría la operación de compra-venta.

Su padre, ingeniero topógrafo, trabajaba en el Ministerio de Energía con un puesto en Hydro Quebec. Era el responsable de medir los terrenos donde la empresa instalaba los potentes transformadores de energía eléctrica.

¿Por qué Abraham quiso desterrar a su madre? ¿Por su amante que la odiaba? ¿Los Cavalier lo tolerarían?

Jeremías, por el momento, no cuestionó la propuesta de su padre.

En Saint- Adolphe-d’Howard el asunto del amasiato incomodaba al alcalde, por ser su hermana —Seanne— la principal involucrada.

—¿Hablaste con  nuestro padre? —preguntó Belle presionando eel botón mute del control portátil.

—Lo haré más tarde, no te preocupes… —alcanzó a responder sin despegar la vista del libro sagrado islamita.

HEMEROTECA: pro7ju20

tele1juin20

Por Everardo Monroy

Periodista y escritor, originario de Huayacocotla, Veracruz, México. Es fundador del periódico Uno mas uno y laboró como reportero en los diarios El Diario de Chihuahua y Ciudad Juárez, El Universal, Diario de Nogales, El Sol de Acapulco, El Sol de Chilpancingo, El Diario de Morelos, La Opinión de Torreón, La República en Chiapas y de las revistas Proceso y Día Siete. Es autor de los libros Ansia de Poder, Nostalgia del Poder, El Difícil Camino del Poder, Tepoztlán: Cuadrónomo Extraterrestre, La Ira del Tepozteco, El Quinto Día del Séptimo mes, Complot Chihuahua: Matar al Gobernador, y Fusilados. Actualmente radica en Toronto, Canadá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s