Categorías
El relincho del miedo

¡MORELIA!

relincho del miedo portadaLos sueños son una prolongación de las falsas intenciones. De ello están conscientes los escritores profesionales. Un algo interior —¿Musas? —  permite reconstruir relatos maquinados en el subconsciente y logran conmover al propio autor.

Decirles tal monstruosidad a los alumnos nada significa. Depende de ellos asumir su responsabilidad creativa, sin esperar reconocimientos o dinero.

 Escribir es una vocación, un oficio y requiere disciplina.

—¿Quieres escribir?, escribe, es todo.

Lutero Rojas es conciso en sus respuestas.

En esta ocasión, los muchachos de uniforme naranja aguardaron los rigores del embalaje de imágenes dispersas que carecían de nudo y un desenlace sorpresivo.

Les recordó el momento que el país enfrentaba, a pesar de vivir bajo una civilización tejida con tecnología y mortero.

—El individuo, en su lógica de ocio, es el punto de partida, porque al final podría transformarse en un revolucionario de ideas afines a la demanda de justicia social y felicidad compartida.

De la masa inconforme chorrea lo mejor y transforma al país.

Un tallerista sobresaliente, Carlomagno Kelowna, intentó refutar su tesis. Le recordó que en su pesadilla anterior pudo permanecer al lado de un personaje de cabello relamido, cargado de años e imbuido en un traje gris cincuentero con grandes hombreras y corbata de moño.

El hombre lo adoptó como su hijo y convirtió en su asistente sin nombramiento oficial.

Lancelot Cage era el jefe del área de los archivos criminales. Su trabajo consistía en almacenar la información recabada en los lugares donde yacían los cadáveres humanos.

—¿Y cómo llegaste a su casa?

La pregunta de Marc-André a nadie sorprendió.

El formato del relato exigía un planteamiento inicial con todos los personajes principales. En este caso, Carlomagno y Lancelot ya existían en el imaginario del grupo y, por lo tanto, Carlomagno Kelowna tendría que continuar con la acción y presentarles el poder de la contraparte para enfrentar el bien contra el mal.

Premiar al fuerte.

Maldad e inteligencia, en ambos polos, sin distingo moral.

—Llegué y punto… —subrayó Carlomagno y su oscura caparazón, muy semejante a un rudo boxeador de peso completo, volvió a enjaretarse al asiento.

El rostro de mejillas chupadas y pálidas de Lune Carey sobresalía del mesabanco.

Lutero Rojas lo recibió con agrado.

La jovencita tenia madera de narradora. Le sorprendió su relato relacionado al Papa Francisco enfrentando con rigor al sicario con leucemia que le provocó una caída ante la mirada de millones de feligreses.

El líder mundial de la grey católica visitaba un miserable suburbio de Michoacán.

Morelia era el título del relato.

Le aclaró que, de publicarse, posiblemente lo llamaría ¡No sea egoísta!*.

La historia abordaba el tema de un asesino arrepentido con una enfermedad terminal. Supuso que podría sanar con solo tocar la casulla papal.

En la reconstrucción de lo ocurrido recuperó la verdadera esencia humana del anciano irascible que reaccionaba a una agresión involuntaria.

Lune se puso de pie y frotándose las manos con evidente nerviosismo dirigió sus cuestionamientos a Carlomagno.

—¿Por qué antes de comentarnos tu trabajo no aclaraste que se trató de un sueño inducido por la mariguana? ¿Por qué crees que tu historia está ambientada en la década de los cincuenta sin precisar lugar? y ¿Por qué no desarrollaste con más detalle el aislamiento del burócrata y lo que realmente lo motivó a compartirte una de las recámaras de su aristocrático departamento de Montreal?

Lune evitó ahondar sobre el propósito creativo de los villanos o villanas que le darían sentido al thriller.

El principal interés lo encauzó a dos grandes temas humanos, poco explorados: amistad y soledad.

El mal y el bien eran unos asuntos literarios recurrentes y podrían sortearse con facilidad. Describir el submundo de la inconformidad individual significaba entrar en el terreno del psicoanálisis o la psicología inductiva.

Una sola persona podría cambiar el destino del mundo.

—Por ley y para su estudio —sugirió— deberían preservarse los cerebros de la gente sobresaliente en un centro de neurología.

Lutero Rojas, sin disimular su satisfacción ante los alumnos, confirmó que Lune Carey coincidía abiertamente con su tesis sobre el comportamiento humano desde la soledad y sus silencios.

Y confirmó que no araba en el desierto al impartir clases de arte creativo en el taller de literatura de la prisión de Bordeaux de Montreal.

Lo importante era defender al individuo libre, sin perder el sentido de humanidad y amor al prójimo.

En su celda y frente al ordenador intentaría desarrollar mejor su idea.

Lo haría antes de ser deportado a España por el asunto de la independencia de Cataluña y los bombazos de la Plaza Mayor de Madrid.

*Jorge Mario Bergoglio, el Papa Francisco, realizó una gira pastoral en México del 12 al 17 de febrero de 2016. En Morelia, Michoacán ocurrió el incidente. El causante de su caída no fue un criminal, sino un feligrés entusiasta que acudió a un estadio deportivo al encuentro de jóvenes católicos. ¡No sea egoísta! fue la expresión lanzada por el Papa.

HEMEROTECA: El Vaticano Como Nunca Te Lo Habian Contado

Por Everardo Monroy

Periodista y escritor, originario de Huayacocotla, Veracruz, México. Es fundador del periódico Uno mas uno y laboró como reportero en los diarios El Diario de Chihuahua y Ciudad Juárez, El Universal, Diario de Nogales, El Sol de Acapulco, El Sol de Chilpancingo, El Diario de Morelos, La Opinión de Torreón, La República en Chiapas y de las revistas Proceso y Día Siete. Es autor de los libros Ansia de Poder, Nostalgia del Poder, El Difícil Camino del Poder, Tepoztlán: Cuadrónomo Extraterrestre, La Ira del Tepozteco, El Quinto Día del Séptimo mes, Complot Chihuahua: Matar al Gobernador, y Fusilados. Actualmente radica en Toronto, Canadá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s