Categorías
PANDEMOARIOS

EL HOMBRE NUEVO

pandemoarioOrdenador,

alma del pillo,

mete al deudor

en mi bolsillo.

 

La rebeldía

al rico marca

y al pobre expía

de su matraca.

 

El sindicato

tendrá su fuero

y el pinche gato

poco dinero.

 

La sana empresa

con liderazgo

dura calesa

sin mecenazgo.

 

Ordenador,

alma del pillo

mete al deudor

en mi bolsillo.

 

El hombre nuevo

tras la pandemia

será longevo

por la hipotermia.

 

El socialismo

aun se explaya

y el narcisismo,

punta de playa.

 

El empresario

del nuevo mundo

más prestatario

menos fecundo.

 

Ordenador,

alma del pillo

mete al deudor

en mi bolsillo.

 

Es el dinero

su religión

y el báculo del clero

su perdición.

 

Es el consumo

norma o decreto

y el insumo

de un mal libreto.

 

Compras o vendes,

esa es la esencia

y si lo entiendes,

menos violencia.

 

Ordenador,

alma del pillo

mete al deudor

en mi bolsillo.

 

La mercancía

se masifica

y la alcancía

no cuantifica.

 

Los capitales

dan bienestar,

si los mortales

logran gastar.

 

Son un portento,

alcohol y ocio

y el alimento

un buen negocio.

 

Ordenador,

alma del pillo

mete al deudor

en mi bolsillo.

 

Ayuda al cliente

que lo merece;

un aliciente

que te enriquece.

 

Vende barato,

no te avoraces;

y en el boato

pierdes dos ases.

 

Es la prudencia,

oro molido

y la clemencia

tiempo perdido.

 

Ordenador,

alma del pillo

mete al deudor

en mi bolsillo.

 

El individuo

ya predomina

por ser asiduo

de la morfina.

 

Sueña despierto

no ser hormiga,

sino un liberto,

audaz auriga.

 

El inframundo

es su delicia;

lo nauseabundo

la gran albricia.

 

Ordenador,

alma del pillo

mete al deudor

en mi bolsillo.

 

Los videojuegos

sacan la furia

de los borregos

con estranguria.

 

Pero no importa,

cada mañana

te reconforta

tu mente insana.

 

Historias ciertas

del capital;

raras compuertas

del bien y el mal.

 

Ordenador,

alma del pillo

mete al deudor

en mi bolsillo.

 

Una protesta

bajo palabra

es dura testa

de brava cabra.

 

Futuras marchas

serán virtuales;

las cucarachas

tus sinodales.

 

Y algunas locas

de mente estrecha

con cubrebocas

prenden la mecha.

 

 

Ordenador,

alma del pillo

mete al deudor

en mi bolsillo.

 

Lo digital

gana terreno

y un comercial,

no tiene freno.

 

Si Marx viviera

en nuestra era

seguro fuera

rehén de acera.

 

Un estribillo

va al subconsciente

y voz de un grillo

se hace presente:

 

Ordenador,

alma del pillo

mete al deudor

en mi bolsillo.

HEMEROTECA: PRO19JUI20

Por Everardo Monroy

Periodista y escritor, originario de Huayacocotla, Veracruz, México. Es fundador del periódico Uno mas uno y laboró como reportero en los diarios El Diario de Chihuahua y Ciudad Juárez, El Universal, Diario de Nogales, El Sol de Acapulco, El Sol de Chilpancingo, El Diario de Morelos, La Opinión de Torreón, La República en Chiapas y de las revistas Proceso y Día Siete. Es autor de los libros Ansia de Poder, Nostalgia del Poder, El Difícil Camino del Poder, Tepoztlán: Cuadrónomo Extraterrestre, La Ira del Tepozteco, El Quinto Día del Séptimo mes, Complot Chihuahua: Matar al Gobernador, y Fusilados. Actualmente radica en Toronto, Canadá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s