Categorías
Cascajo

DUALIDAD

cascajo portadaPersonajes:

Oleg: anciano 1 y 2*.

Habitación iluminada. Hay un gran espejo y muebles.

Oleg 1 y 2 desnudo(s) frente al espejo. A la diestra, en un taburete, una botella de whisky y una copa plateada.

Oleg 1: Un día más… Y ya son casi las dos de la tarde… (bebe whisky). Tal vez esté enferma Duscha, debería hablarle… Llegue a su parcela y casi me arrolla con el tractor. Yo aún no lograba ponerme la camisa. Ayer cumplió años y la vi igualita, como si nunca hubiera envejecido… Casi veinte años sin vernos… (Sus movimientos se repiten en el espejo).  ¿Y cuál es la rutina? Verla en mis sueños y hablar y hablar hasta quedarnos dormidos. Creo que ya es tiempo del reencuentro. Soy un saco de huesos con el cerebro consumido por el alcohol. Mis tiempos de trovador y poeta se fueron al carajo. Terminé aquí, solo, encerrado en no sé qué vaina. Ni siquiera me doy el lujo de meterme un poco de polvo para zafarme de mis cuitas pedorras. Ser un fracasado, si, un estúpido fracasado que jamás se dio cuenta que la juventud es un espejismo. Todo sucedió tan de repente. Duscha me lo advirtió: Sin amor eres basura, Oleg. Cuida lo nuestro. Y mi respuesta solo abonaba resentimientos: Vive el momento, el mañana es indescriptible. La tesis de los alcohólicas anónimos es aplicable. Lo que hagas hoy es lo que vale. No tenemos la vida comprada.

Oleg 2: Pero te equivocaste, pendejo… (el Oleg del espejo toma vida propia).  Duscha era una cría cuando se enamoró de ti, de tu labia de serpiente. Tú la transformaste en la Medusa maldita que destruye matrimonios y hombres.  ¿Y qué le prometiste? Ser la reina de la noche y la dama de las tempestades.  Varenko pudo ser mejor marido y lo traicionaste. Y ahora la tiene de amante y jornalera. Era tu hermano, el que te pago tus clases de guitarra y literatura… Eres una mierda, Oleg…

Oleg 1: De la sangre de Medusa nace Pegaso, estúpido. Yo, el Perseo de sus sueños, liberó su mediocre alma de hija sometida. Varenko anhelaba ser un burócrata más, sin aspiraciones mundanas.  Su piedad apestaba. Has el bien sin mirar a quien, repetía y repetía, pero el tarado no se daba cuenta que se burlaban a sus espaldas. Duscha no lo amaba. Yo era su hombre ideal. Ella quería reír, bailar, divertirse, ser alegre y no una esposa esclavizada en la cocina y la cama.

Oleg 2: Y mírate ahora, estúpido. Todo carcamán, sin amigos y familia. Aguardando a que la muerte penetre por la ventana o bajo la puerta y te arrastre al infierno. Por desgracia, en tu autodestrucción me arrastraste.

Oleg 1: No te quejes, sigues aquí, a mi lado, como la sombra de aquel niño de James Matthew Barrie que no podía crecer. Pero en tu caso, arrugado y encogido por la vejez.  Lo comido y bailado nadie no los quita, miserable. Deja de quejarte. Yo no me quejo de  mi mediocridad. Si me auto inflijo castigos verbales, es para levantar mi autoestima. Jamás ha pasado por mi mente practicarme el seppuko o colgarme en el baño. Si he de morir será en la cama y cagado. Y claro que me cala el no terminar empiernado con Duscha, escuchando sus lamentos de mártir y recomendándome ayudar al prójimo o ir a la misa dominical. Mi nihilismo es fortuito y creo que a nadie debe interesarle.

Oleg 2: Primero te quejas, alma perdida. Y ahora que te reclamo, defiendes lo indefendible. ¿Y qué harás hoy? Lo mismo que ayer, antier, anti antier… Emborracharte, tragar huevos revueltos con tortilla o pan integral, rasgar las cuerdas de tu vieja guitarra y soltar algunos versos insípidos, sosos… como aquellos de

En una noche estrellada

la fiesta desentonaba;

recuerdo cuanto la amaba

mientras ella me olvidaba.

 

Recuerdo, en aquella fiesta

nuevos amores surgieron

y aquellos que perecieron

renacieron en la siesta.

 

Los amantes son eternos

iluminan la esperanza

aunque dejemos de vernos.

 

La dama deja de ser mansa,

el hombre ya carga cuernos

y el descredito se afianza.

Cancioncitas pedorras, disfrazadas de sonetos, pero intrascendentes. Y mírate ahora… O más bien, mírame a mí para que tú puedas verte. Eres solo paja presente que en cualquier instante se incinera. Y sin el espejo no existimos. Ni siquiera el reflejo del agua es confiable.

Oleg 1: Prefiero no contestarte. Después de terminarme la botella, iré por otra. Y me será placentero hacerlo solo, sin tu desagradable compañía. No creo en la dualidad, menos en la multitud adoctrinada. La familia es una peste… Prefiero seguir las reglas de aquel dios mexica, el de la borrachera —Ometochtli— y ya borracho desdoblarme en una infinidad de personajes con vida propia. Hasta tú puedes experimentarlo, sin salir del espejo… Duscha debería reencontrarse con el otro yo que odia la granja y su papel de amante sometida. Es la representación perfecta del pollo que engorda y al final sacrifica para alimentar a su familia. De ser Pegaso, terminó siendo una ave de corral por cobardía y mediocridad, al servicio de Varenko, otro carroñero del sistema… ¿Por qué guardas silencio? Anda, discute… Hay suficiente whisky para arrojar saliva al cielo…

*Dos hermanos gemelos pueden representar a Oleg 1 y 2.

HEMEROTECA: Mazurca para dos muertos Camilo – user

Por Everardo Monroy

Periodista y escritor, originario de Huayacocotla, Veracruz, México. Es fundador del periódico Uno mas uno y laboró como reportero en los diarios El Diario de Chihuahua y Ciudad Juárez, El Universal, Diario de Nogales, El Sol de Acapulco, El Sol de Chilpancingo, El Diario de Morelos, La Opinión de Torreón, La República en Chiapas y de las revistas Proceso y Día Siete. Es autor de los libros Ansia de Poder, Nostalgia del Poder, El Difícil Camino del Poder, Tepoztlán: Cuadrónomo Extraterrestre, La Ira del Tepozteco, El Quinto Día del Séptimo mes, Complot Chihuahua: Matar al Gobernador, y Fusilados. Actualmente radica en Toronto, Canadá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s